Lagrimeo constante en el bebé ¿qué hacer?

En la gran mayoría de casos el lagrimeo constante en los bebés es debido a un bloqueo al final del saco lagrimal por una membrana en la válvula de Hasner que no termina de abrirse. Durante el primer año de vida se abren aproximadamente el 90% de las imperforaciones, aunque la mayoría lo hace antes de los 6 meses de vida.

¿Qué hacer entonces?

  • Antes de los 6 meses de vida: medidas conservadoras (masajes en la zona lacrimonasal y gotas antibiótico si precisara por conjuntivitis)
  • Entre los 6 meses y el año de vida: sondaje en consulta con gotas de anestesia.
  • A partir del año: sondaje en quirófano bajo sedación, puesto que el niño es muy grande para poder hacerlo con seguridad en la consulta.

 

Dado que entre los 6 meses y el año todavía hay casos de resolución espontánea, también es válido esperar. Mi opinión es que, siendo el riesgo de un sondaje en consulta mínimo (con un buen equipo y experiencia) y la probabilidad de apertura espontánea cada vez menor, lo aconsejable es no esperar más allá del año de vida.

 

Si fracasaran los sondajes habría que realizar sondaje con sonda temporal de silicona como la Monoka (con ayuda del otorrino) o la más novedosa Masterka (que no precisa ayuda del otorrino). La sonda se puede retirar entre 1-4 meses, a discrección de su médico. Como última opción queda la dacriocistorrinostomía láser (que crea una nueva comunicación entre el saco y la nariz), pero no se suele realizar antes de los 2 años.

Dr. Caballero P...