¿Cuándo hacer la primera revisión?

La primera revisión se puede hacer a cualquier edad siempre y cuando se le note cualquier cosa rara al niño (tuerce, guiña mucho, distinto tamaño pupilar, color...). Aunque en los niños menores de 3 años no se podrá saber exactamente cuánto ven, sí podemos tener una idea. Además, se puede valorar la motilidad (estrabismo), la refracción (gafas), fondo de ojo, cataratas, párpados...

Si no se le nota nada raro es conveniente realizarla entre los 3-4 años, y una segunda a los 6 años. Esto es porque puede existir algún problema en el desarrollo visual de uno de los ojos y no ser detectado por los padres. El niño ve bien con el otro ojo, y como siempre ha sido así para él y lo ve normal, no lo dice.

El desarrollo de la visión comienza desde el nacimiento hasta los 8 años aproximadamente. Cualquier problema, ya sea refractivo (gafas), estrabismo (torcer los ojos), opacidades en los medios (cataratas, párpado caído...), etc., que interfiera en la llegada de una imagen nítida y de calidad al cerebro va a impedir la formación de las conexiones neuronales necesarias para la visión, apareciendo el llamado "ojo vago" o ambliopía, que es el término correcto.

Para solucionar la ambliopía hay que resolver primero el problema que lo causa (poner gafa, operar la catarata, párpado caído...), y después realizar medidas de penalización (parches, etc..) en el ojo sano para que se equilibren las conexiones de uno y otro en el cerebro.

Cuanto más joven, más plasticidad (capacidad de cambiar y adaptarse) tiene el cerebro y es más probable solucionar la ambliopía. Pasados los 8-10 años es muy difícil recuperar la ambliopía u "ojo vago".

Hay todavía un número importante de niños con ambliopías no detectadas a tiempo que hubieran sido solucionables.

Por todo ello es importante recordar la necesidad de la revisión a los 4 y 6 años.

Un saludo

Dr. Caballero P...